¿Privacidad o Libertad digital? El nombre sí importa

internet
privacidad

#1

Creo que existe un terrible error en el modo de plantear y alertar a la población de los “peligros” de perder la privacidad a internet. El término privacidad proviene de aquello que es “privado”, que es nuestro, mío, y solo mío. Y esto que puede parecer una banalidad para nada lo es. El subconsciente de quien recibe estos mensajes hablando sobre privacidad se le plantea una contradicción aberrante que no permite un seguimiento a la idea. La red filosóficamente se basa en el concepto de compartir, de hacer público entre amigos, conocidos (o simple y llanamente desconocidos) mi propia vida. Cuesta empatizar con la idea de la protección de privacidad en un ámbito de absoluta transparencia y deseo de externalizarlo todo. Si yo comparto con la red lo que pienso es porque quiero que todo el mundo lo sepa. Y, de algun modo, me da absolutamente igual que todo el mundo signifique también empresas que mediante mi información hagan negocio. Simplemente me parece el peaje a pagar por obtener unos servicios del calibre de internet o redes sociales de forma gratuita. Sin embargo, la verdad es que con el termino “privacidad” se está lejos de hacer comprender la magnitud de la tragedia; lo que pueden llegar a hacer Estado, empresas, y desconocidos, con nuestra información. Para mi el principal riesgo que esto comporta es la limitación de mi libertad en la red. Que dichos actores puedan jugar conmigo. Que controlen mi libertad, jueguen con ella, a fin de que, por ejemplo, mi opinión no sea conocida por quienes no piensan como yo.

Yo ya he dejado de hablar de privacidad en la red. ¿Qué os parece?


#2

Lectura relacionada: Artículo: El que no tiene nada que esconder… ¿Por qué pensarse la Privacidad en Línea?

Creo que un aspecto clave es ser consciente de la privacidad que deseas y la privacidad que te queda. Si a alguien no le importa no tener privacidad y es consciente que ya la ha entregado, pues bien. Y si alguien tiene mucho cuidado en mantener su privacidad y toma las medidas correspondientes, pues bien también. La peor combinación es creer que mantienes tu privacidad cuando la has perdido hace tiempo y no tienes ni idea de cómo otras organizaciones que ni conoces ni sospechas se están beneficiando de ti.


#4

Hoy escuchaba este muy entretenido programa de Autodefensa Informática

Una frase: “¡Sin privacidad no hay libertad!”